EsquiLand.com
Página de inicio |||
Informaciones & Consejos
|||||
Suscríbase al newsletter "Última Hora" Suscríbase al newsletter de información
Guía de las estaciones
Top 10 Estaciones Esquí
Sierra Nevada

Baqueira-Beret

Formigal

Pas de la Casa

La Molina

Masella

Navacerrada

Astún

Piau Engaly

Font Romeu

Alojamiento esquí
Búsqueda rápida
Destino   Región, Estación...

Sugerencia: puede escribir sólo una parte del nombre si lo desea.
Fecha del (dd/mm/aaaa)
al (dd/mm/aaaa)
Tipo
Nº de personas
A pie de pistas de esquí
Chimenea de leña
Jacuzzi
Búsqueda avanzada

Promociones alojamientos esquí

Todos los alojamientos turísticos


Su alojamiento más barato directamente a particulares
Test de esquís
El Test de esquí de ProSkiLab™ 2017

Todos los esquís hombre

Slalom

Pista rendimiento

Pista gama alta hombre

Pista accesible hombre

Gigante

All Mountain 70/30

All Mountain 50/50

All Mountain 30/70

Todos los esquís mujer

Pista gama alta mujer

Pista accesible mujer

Los esquís por marca

Fischer

Dynastar

Rossignol

Völk

Elan

Stöckli

Blizzard

Head

Nordica

Scott

Zag

Black Crows

Todos los tests de esquís

Material
Consejos material
Consejos ropa
Reportajes
Todos los reportajes
Estaciones termales
Courmayeur
La Clusaz
Les 3 Vallées
Madonna di Campiglio
Tendencias Ropa Esquí 2012/13
Novedades material 2012-2013
Cortina d'Ampezzo
Courchevel
Tendencias Ropa Esquí 2011
Freestyle
Fabricación de un esquí
Gavarnie
Cauterets
Luz Ardiden
Grand Tourmalet
Andorra
Baqueira Beret
Montgenèvre
Pistas míticas francesas
Esquí de travesía
Nuevas tendencias
Esquí cross
La gestión de la nieve
La trastienda de una estación
Primeros pasos
El Alpe d'Huez
Esquiar en La Grave-La Meije
Verbier
El Cáucaso
Les Arcs 2000
Chamonix
Les Contamines Montjoie
Esquí de verano. Glaciares
Ischgl en Austria
Heliesquí en Turquía
Lake Louise
La mochila ABS
La Vallée Blanche
Val d'Isère
Cursos de esquí
Todos los cursos
Atravesar la pendiente
Las bases
La conversión
La cuña
El derrapaje
Esquiar en baches
Esquiar sobre hielo
Esquiar nieve polvo
Encadenamiento virajes cortos
La posición de base
Los remontes mecánicos
El stem
Los virajes conducidos
Los virajes cortos
Esquí paralelo
Consejos
Esquí freeride/Avalanchas
Seguridad
Esquí Aventura
Esquí en el mundo
Heliesquí
Foros
Directorios
Todas las páginas web del directorio
Alquiler y venta de material
Club de esquí
Deporte de invierno
Escuela de esquí
Estación de esquí
Fauna y Flora de montaña
Fotos de montaña
Guías de montaña
Heli-esquí
Monitor de esquí
Vía ferrata

De medio de transporte a las tecnologías de punta

La fabricación de un esquí

Los hombres fabrican y practican el esquí desde hace siglos. Esto es al menos lo que atestiguan los gravados rupestres encontrados en la isla noruega de Rodoy, así como el esquí de Hoting, que es sin duda el más antiguo del mundo (4500 años), encontrado en Suecia. Los historiadores no dudan en remontar más lejos en el tiempo y sitúan el nacimiento del esquí en el Altaï entre Mongolia y Siberia. Es un hecho, esquiamos desde hace mucho tiempo; pero cuál es el camino que hemos seguido ¡desde las largas planchas de fresno a nuestros actuales esquís high-tech!
Un rápido vistazo a los orígenes
Durante varios milenios, el esquí no era más que un medio de transporte, ¡no era cuestión de virajes, pendientes y sensaciones fuertes! Los esquís eran unas largas planchas de 2 metros y medio sin canto. Hacia 1850 Sondre Norheim, carpintero noruego pone a punto una técnica para poder deslizarse por una pendiente, pero los esquís no eran lo suficientemente maniobrables. Crea entonces la forma parabólica, en forma en cuerpo de avispa. Desde el punto de vista técnico, la rodilla delantera debe estar flexionada, y durante el cambio de peso, la que pasará a ser la rodilla delantera deberá ser flexionarda. Los esquís son, al fin, maniobrables y Sondre bautiza este descubrimiento como Telemark, el nombre de su provincia natal. El éxito es por supuesto inmediato y se extiende por Escandinavia.
En 1878, el francés Henry Duhamel descubre esta invención durante la Exposición Universal y la trae a Francia. Los esquís son reducidos para adaptarse a los Alpes, con pendientes más inclinadas y la fijación es mejorada. Pero no será hasta los años 20 que el esquí alpino va a imponerse y separarse del telemark. El talón se convierte en flexible y el famoso stem Christiana es inventado por Hannes Scheneider. En 1937, Emile Allais (ver el reportaje sobre las Pistas Míticas) pone a punto el viraje paralelo que marca la separación definitiva entre la técnica de Sondre y el esquí alpino.
La fabricación: del bricolaje a las tecnologías de punta
Los años pasan, y ¡se termina el bricolaje! Las grandes marcas invierten grandes cantidades en investigación, y el esquí pasa a convertirse en un objeto muy técnico. A principios de los años 60, Rossignol, sólo fabricaba prácticamente esquís de madera; pero ya sus primeros esquís metálicos y de composite (fibra de vidrio hueca) comienzan a aparecer. Rossignol dominaba ya el mercado en los años 40, en especial con el Olímpico 41. Ese precioso esquí de madera exótica, campeón del mundo en 1948, considerado como el primer esquí moderno. Ha sido reeditado, hace algunos años, en edición limitada.
LA FIBRA DE VIDRIO
El primer esquí estratificado de fibra de vidrio, el Strato de Rossignol en 1964, se convertirá en el esquí más vendido del mundo. Con un núcleo de madera laminada y piel de composite vidrio-epoxy, el ensamblaje de todos los componentes, incluyendo los cantos, se efectuaba en una única operación compleja de pegado en una prensa. Este esquí, con su forma de cuerpo de avispa, ha marcado a los esquiadores; daba la impresión de girar sólo e inauguraba un nueva concepción del esquí. La fibra tenía un futuro prometedor. Pero con la plétora de nuevos materiales, las marcas se enfrentarían a problemas técnicos inéditos: el endurecimiento de las colas, su reacción a la flexión... El aprendizaje se hacía a medida que salían los nuevos modelos. A finales de los años 70, las marcas invierten en investigación (1,5 millones de euros en el caso de Dynamic en 1984) y reflexionan al comportamiento del esquí en la nieve.
FABRICAR UN ESQUÍ, MODO DE EMPLEO
A finales de los años 80, con al auge del snowboard, era frecuente ver a los buenos manitas haciéndose sus propias planchas. Debido a la ausencia de modelos disponibles, el resultado rara vez estaba a la altura de sus expectativas... La puesta a punto de un buen esquí necesitaba de un conjunto de competencias difíciles a dominar. Se necesitaban planos realizables, teniendo en cuenta que no hay ninguna fórmula mágica, ni reglas absolutas. Para una creación novedosa, será necesario el fabricar herramientas específicas, moldes... La gran cantidad de elementos que constituyen el esquí (los cantos, las suelas, los núcleos, las fibras, las espátulas), son hechas en serie. A continuación un conjunto de modelos es testeado en el taller y luego en condiciones reales. Tras la validación y una vez que los diseñadores han elegido la serigrafía, la fabricación en serie puede comenzar.
Marc Ducourtil, sharper de Aluflex, explica a EsquiLand las grandes etapas de la fabricación de un esquí: « En primer lugar, explica Marc, colocamos la suela, los cantos, la fibra inferior, el núcleo de madera si el esquí dispone de él, o la fibra, en caso contrario. (Este núcleo es una plancha de fresno, picea, pauwlonia,...). Sobre este núcleo de fibra o de madera colocaremos la fibra superior y por último, la protección que llamamos capa transparente, ésta es una protección que a la vez contiene la serigrafía. A continuación, el conjunto es puesto en una prensa a una temperatura de unos 80ºC. Finalmente el esquí pasa al taller de definición; el esquí es afinado,y las suelas y los cantos son lijados ».

Algunos componentes son fijos, por ejemplo la relación entre la rigidez del esquí y el tipo de virajes a los que está destinado. Los parámetros humanos y la calidad de la nieve son variables que la ciencia no domina y que ningún ordenador puede medir. Esto no impide que entre dos examinadores que tengan el mismo nivel, las opiniones y las sensaciones sentidas por ambos sean similares. Todo ello confirma el siguiente hecho: ¡la lectura del test de esquís de EsquiLand.com tendría que ser obligatoria antes de comprar un esquí!
EL COMPORTAMIENTO EN LA NIEVE
Por supuesto, la fabricación del esquí y su batería de problemas técnicos necesitan de reflexión; pero el gran desconocido, y esto hasta los años 60, era el comportamiento de la nieve. Habíamos comprendido que la rigidez y la curvatura o cambre tenían una incidencia directa en el comportamiento del esquí, pero en lo que respecta a la anchura, ¡aún no estaba clara su función! Y ¿dónde debíamos apoyar el pie en el esquí? ¿Apoyarlo en la parte delantera de la bota, en el punto de equilibrio del esquí, como era costumbre según las reglas establecidas por los lapones? Este arcaísmo, ya no podía funcionar, se llegaban a montajes absurdos con esquís de pequeño tamaño. En 1973, una norma ISO definió un punto en el esquí correspondiente a la proyección del centro de gravedad del esquiador. Desde entonces, el medio de la suela de la bota es situada en esta marca.
Entre bastidores en Dynastar

Para descubrir el fascinante universo de la fabricación de un esquí, nos hemos acercado a la fábrica de Dynastar, en Sallanches (en los Alpes franceses). Superviviente de la reciente reventa de Rossignol, ha resistido al maremoto que se ha llevado consigo las fábricas de Saint Etienne de Crossey cerca de Grenoble y la de Rumilly.
Julien Vigouroux, responsable comercial marcha a buen ritmo delante de nosotros explicándonos de forma locuaz y apasionada: “¿Habéis visto ya hacer una lasaña? Pues bien, hacer un esquí, es algo parecido... ¡No es más complicado!”, ironiza ligeramente. Le seguimos, entre dos máquinas, dos obreros, dos cámaras, durante el tiempo necesario para que se pueda imprimir lo que las lasañas y los esquís puedan tener en común. Continúa: “una capa de pasta, una de carne, una capa de bechamel y queso. Y ya está, tenemos lo necesario para fabricar un muy buen esquí, basta con calentar y ¡y el esquí ya puede comenzar a deslizar!”
“La fábrica, prosigue Julien, puede producir 200 000 pares por año y domina la fabricación tradicional sandwich y la dynapreg. Dynapreg, sigue siendo una técnica tipo sandwich, pero este nuevo procedimiento permite utilizar una mayor variedad de materiales como el acero y la fibra”. Pero no sabremos más... ¡top secret!
“En lo que respecta al núcleo de madera, añade Julien Vgouroux, se fabrica aquí en Sallanches, es de gama alta. Utilizaremos diferentes tipos de madera en función del tipo de esquí. El ensamblaje se hará con un mousse muy ligero y denso, el mousse Rohacel. Y esto da como resultado un sandwich de madera y mousse (¡para resumir, no está mal!)”.
Dynastar en números:
Más de 50 millones de pares de esquís producidos desde la creación del grupo
Producción total de esquís (Rossignol y Dynastar): 850 000 pares
Esquís tradicionales (núcleo de madera) de alta gama para la pista y esquís inyectados: 200 000 pares Esquís de gran serie, esquís freeride/freestyle y esquís de fondo de gama alta más esquís utilizados en competición (fondo y triatlón): 400 000 pares
Otros (subcontratación): 250 000 pares
Fijaciones (alpinas, snowboard, esquí de fondo): 850 000 pares
Producción de botas (Rossignol, Lange, Risport): de 600 000 a 650 000 pares
Aluflex: el esquí a medida de aluminio
Al hablar de la fabricación de esquís, es imposible no mencionar Aluflex, antigua marca francesa que sólo produce hoy en día esquís de alta gama hechos a mano. Nos alejamos de la fabricación industrial y en serie de Sallanches: el ambiente en los talleres Aluflex es más bien el de un universo donde la frontera entre el arte y la tecnología es muy tenue porque lo que llama la atención al primer vistazo, es la belleza de los bocetos y del esquí terminado, una verdadera obra de arte. Todos aquellos que fueron cazadores alpinos recordarán, quizás con nostalgia, la marca Aluflex que equipó las tropas alpinas durante años. La marca creada en 1954 por Charles Dieupart fabricó los primeros esquís metálicos para los militares y equipó entre otros a Emilie Allais, al que debemos, recuérdelo, el viraje paralelo.
En 1988, Daniel Serre, productor artesano de skateboard, de profesión ebanista decide fabricar con Aluflex snowboards, una nueva disciplina en pleno auge. Con la muerte de Charles Dieupart, Daniel Serre, toma las rindas de la fábrica, pero será hasta en 2004, cuando el esquiador y freerider Denis Rey como embajador, dé a Aluflex una bocanada de aire nuevo. La marca se posiciona en la gama alta con una fabricación manual en el taller de Giffre en Marignier. Aluflex desarrolla una gama importante dedicada fundamentalmente al freeride. Fiel al espíritu de la marca, Aluflex continua desarrollando diseños en sandwich Titanal y madera: Fresno, Picea, Bambú, Paulownia y Abedul.
¿Cuál es la ventaja de estos diseños en sandwich de madera aluminio reforzados con fibras? Una buena rigidez en torsión gracias al Titanal, e igualmente un buen envejecimiento. De hecho, cuando la fibra se dobla, sufre microfisuras que envejecen el esquí, cosa que no ocurre con el Titanal (aleación aluminio).
El verdadero plus de la marca es el hacer un esquí a medida, al menos en su configuración técnica. « Adaptamos la estructura, dice Daniel Serre, al peso de la persona modificando el espesor del núcleo, las fibras y los refuerzos. Cada esquí está concebido para una persona en particular. Los esquiadores apasionados saben exactamente lo que quieren, y pueden igualmente elegir sus propias cotas, nosotros les aconsejamos para llegar al mejor compromiso posible. Hay un sobrecoste, por supuesto, pero el molde realizado puede ser reutilizado para fabricar otros esquís ». Daniel, artesano apasionado, anima a sus clientes a probar diferentes esquís, analiza sus sensaciones y diseña el esquí que mejor corresponda a sus expectativas. Esta es la razón por la que este fabricante ha atraído nuestra atención; ya que su ambición es diseñar a partir de lo que siente un esquiador. ¿No es este el arte último que se persigue al fabricar un esquí?
Esquís de madera recubiertos de barniz, cantos atornillados, pegados, diseños en sandwich, núcleos de madera, materiales composites, resinas de epoxy, la fabricación de un esquí se ha convertido en una verdadera técnica, al estar el esquí sometido a condiciones de contorno enormes en términos de plegado pero también de frío y de humedad. Como hemos visto antes, a pesar de los conocimientos técnicos de la estructura adquirida a lo largo de los años, ningún creador está al resguardo de una sorpresa agradable o desagradable a la hora de la verdad, es decir cuando el esquí se pone en contacto con la nieve. El comportamiento en la nieve, es de alguna manera algo inmaterial e imprevisible, una parte del misterio...

El test de esquís de EsquiLand.com ya está en línea. Como cada año, Dynastar forma parte de los fabricantes examinados. ¡Lea los resultados del test de este año!
Texto y fotos: E. Beallet
©2003-2017 AKENA Technologies - Derechos Reservados Datos de la Sociedad | Contacto